Saltar al contenido

Caléndula – Calendula officinalis [Propiedades y Beneficios]

Calendula officinalis

La caléndula, también conocida como Caléndula officinalis, es una planta que cuenta con numerosas propiedades beneficiosas para la salud y la belleza. Gracias a sus componentes bioquímicos, la caléndula tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias, digestivas, cicatrizantes y antivirales. Por esta razón, se utiliza para tratar y prevenir diversos problemas de salud, tanto externos como internos. Asimismo, cuenta con aplicaciones en la industria cosmética y de cuidado personal. En este artículo profundizaremos sobre las características de la planta, sus propiedades, usos y beneficios, así como también sobre los cuidados y precauciones que deben tomarse al utilizarla.

¿Qué es la caléndula?

Origen y características de la planta

La Caléndula Officinalis pertenece a la familia de las Asteraceae. Es una planta anual originaria del sur de Europa, aunque actualmente se encuentra distribuida en gran parte del mundo. Es fácil de cultivar y puede ser encontrada en jardines, campos y prados. Alcanza una altura de 30-50 cm y sus hojas son vellosas y dentadas. Las flores son de color amarillo o anaranjado y su diámetro es de 4-6 cm.

Historia de la Caléndula Officinalis

La Caléndula Officinalis tiene una larga historia de uso medicinal. Los antiguos egipcios, griegos y romanos la utilizaban con fines curativos y la consideraban una planta sagrada. Durante la Edad Media, se le atribuyeron propiedades mágicas y fue muy utilizada en la elaboración de ungüentos y pociones curativas. En la actualidad, la caléndula sigue siendo apreciada por sus propiedades medicinales y se utiliza en diferentes campos.

Nombre científico y sinónimos menos conocidos

El nombre científico de la Caléndula Officinalis proviene del latín calendae, que significa primer día de cada mes en el calendario romano. Algunos sinónimos menos conocidos son Maravilla, Flor de Difuntos o Sol de Oro, entre otros. También se la conoce con otros nombres en distintos idiomas: en inglés, Marigold; en francés, Souci; en alemán, Ringelblume; y en italiano, Calendula.

Propiedades medicinales de la caléndula

Principios activos y compuestos que le confieren propiedades

La caléndula es una planta que contiene numerosos compuestos bioquímicos, entre los que destacan los carotenoides, flavonoides, ácido salicílico, aceites esenciales y saponinas. Estos compuestos le confieren propiedades medicinales y terapéuticas, así como propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Propiedades antibacterianas, antiinflamatorias, digestivas y antivirales

La caléndula tiene propiedades antibacterianas, lo que la hace útil para tratar enfermedades infecciosas y heridas infectadas. También tiene propiedades antiinflamatorias y se utiliza para tratar problemas inflamatorios, como la artritis y la dermatitis. Además, tiene propiedades digestivas y puede ayudar a aliviar problemas estomacales como la indigestión. Por último, tiene propiedades antivirales y se utiliza para tratar enfermedades virales como el herpes.

Propiedades para la piel: regeneradoras y cicatrizantes

La caléndula es especialmente conocida por sus propiedades para la piel, que incluyen la regeneración celular y cicatrización de heridas. Es eficaz para tratar una amplia variedad de problemas de la piel, como quemaduras, heridas, úlceras, eczemas, dermatitis y psoriasis. Además, se utiliza en productos de cuidado personal y belleza para mejorar la apariencia de la piel y retrasar el envejecimiento cutáneo, gracias a sus propiedades antioxidantes.

Propiedades para los ojos y otras propiedades menos conocidas

La caléndula también tiene propiedades útiles para los ojos, como aliviar la irritación y la conjuntivitis. Además, se utiliza como antiinflamitorio en trastornos inflamatorios de las mucosas, como faringitis y otras infecciones respiratorias. También se utilizan sus propiedades para tratar dolores menstruales, herpes genital y para fortalecer el sistema inmunológico. Las propiedades para reducir los niveles de colesterol en sangre son ampliamente conocidas, pero menos conocidos son sus efectos beneficiosos para la salud hepática.

  • La caléndula es una planta con una amplia variedad de propiedades medicinales.
  • Los principios activos y compuestos que le confieren sus propiedades incluyen los carotenoides, flavonoides, ácido salicílico, aceites esenciales y saponinas.
  • Entre las propiedades destacan las antibacterianas, antiinflamatorias, digestivas y antivirales.
  • Las propiedades para la piel incluyen la regeneración celular y la cicatrización de heridas.
  • Además, también tiene propiedades útiles para los ojos y se utiliza para tratar diversos trastornos inflamatorios y digestivos.
  • Se utiliza en productos de cuidado personal y belleza para mejorar el aspecto de la piel y retrasar el envejecimiento cutáneo, gracias a sus propiedades antioxidantes.

Usos y aplicaciones de la caléndula


Uso interno: infusiones y otros métodos de consumo

La caléndula puede ser consumida internamente en forma de infusión, tintura o extracto, aunque siempre se recomienda buscar asesoramiento médico antes de hacerlo. Las infusiones de caléndula son especialmente populares para tratar problemas digestivos, ya que sus propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias ayudan a aliviar el dolor abdominal y la inflamación del tracto intestinal. Además, también se le atribuyen propiedades para regular la menstruación y aliviar los dolores menstruales.

Uso externo: ungüentos, aceites y otros preparados

La mayoría de las aplicaciones de la caléndula se realizan de forma externa, en forma de ungüentos, aceites o pomadas. Estos preparados son especialmente populares para tratar afecciones cutáneas, ya que la caléndula es antiinflamatoria, regeneradora celular y cicatrizante. Los ungüentos y aceites se utilizan para tratar la dermatitis, el eczema, la psoriasis y cualquier tipo de irritación o inflamación cutánea. Además, también se utiliza para tratar mordeduras y picaduras de insecto, quemaduras leves y heridas superficiales.

Productos de cuidado personal y belleza a base de caléndula

Gracias a sus propiedades regeneradoras y cicatrizantes, la caléndula es muy utilizada en la industria de la belleza y el cuidado personal. Se pueden encontrar productos como cremas, bálsamos labiales, champús y mascarillas a base de caléndula, que son ideales para tratar y prevenir la sequedad cutánea, la descamación, el enrojecimiento y otras afecciones dermatológicas.

Caléndula en la cocina: recetas y usos culinarios

Aunque no es tan común como en la medicina y la cosmética, la caléndula también tiene algunas aplicaciones en la cocina. En la cocina mediterránea, se utiliza como colorante natural en quesos, arroces y algunos postres. Además, también se pueden preparar infusiones y tés con flores de caléndula, a los que se les atribuyen propiedades digestivas y antiinflamatorias.

Beneficios de la caléndula en la salud

Beneficios para la piel: tratamiento de dermatitis, psoriasis, acné, entre otros

La caléndula es conocida por sus propiedades regeneradoras y cicatrizantes en la piel. Se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar afecciones como la dermatitis, la psoriasis y el acné. Sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas también la hacen útil para tratar quemaduras, heridas y picaduras de insectos. La caléndula se puede aplicar en la piel en forma de ungüentos, aceites y cremas.

Beneficios para la salud bucodental

La caléndula tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas que pueden ayudar a prevenir infecciones y enfermedades en la boca. También tiene propiedades antiinflamatorias que pueden reducir la inflamación de las encías y promover la curación. Se pueden hacer enjuagues bucales con infusión de caléndula para tratar la gingivitis y la periodontitis.

Beneficios para la salud sexual

La caléndula se ha utilizado tradicionalmente como un afrodisíaco natural, ya que se cree que tiene efectos estimulantes en la libido. También se ha utilizado para tratar la dismenorrea y la amenorrea en las mujeres. Las mujeres que tienen periodos menstruales dolorosos pueden utilizar la caléndula para aliviar el dolor.

Beneficios para la salud respiratoria y otros beneficios menos conocidos

La caléndula también tiene propiedades antiespasmódicas, lo que la hace útil para tratar enfermedades respiratorias como el asma y la bronquitis. También se ha utilizado para tratar trastornos digestivos como la gastritis y la colitis. Además, se ha utilizado para la prevención y tratamiento de la conjuntivitis y otras afecciones oculares.

Cuidados y precauciones al usar la caléndula

Precauciones en el embarazo y la lactancia

Antes de consumir o aplicar cualquier producto de caléndula durante el embarazo o la lactancia, es importante consultar con un médico. Aunque no se han reportado efectos secundarios graves, se recomienda precaución debido a la falta de información suficiente sobre la seguridad de su uso durante estos periodos. En general, se aconseja limitar su uso durante el embarazo y la lactancia y evitarlo en caso de alergia previa.

Precauciones en caso de alergias o problemas digestivos

Las personas que han experimentado reacciones alérgicas previas a otros miembros de la familia de las margaritas, como la manzanilla o la ambrosía, deben evitar el uso de productos de Caléndula Officinalis, ya que pueden causar alergias cruzadas. Además, en casos de problemas digestivos, se recomienda hablar con un médico antes de tomar cualquier preparado de caléndula, ya que puede causar irritación gastrointestinal o empeorar problemas ya existentes.

Uso de la caléndula en combinación con otros tratamientos

Al igual que con cualquier otro producto natural, es importante informarse sobre posibles interacciones con otros medicamentos y tratamientos. La caléndula puede interactuar con algunos medicamentos anticoagulantes y antiinflamatorios, por lo que deben ser evitados o supervisados por un médico en caso de consumirlos simultáneamente.

Guía para comprar productos de caléndula de calidad y recomendaciones de uso

Para asegurarse de que se está comprando un producto de calidad, es importante buscar marcas y fabricantes reconocidos y verificar que los productos tengan una cantidad significativa de caléndula en su formulación. Además, se recomienda comprar productos de caléndula orgánica, ya que minimiza la exposición a pesticidas y otros químicos tóxicos. Antes de usar cualquier producto, se aconseja hacer una prueba de alergia en una pequeña zona de la piel y seguir las instrucciones de uso proporcionadas por el fabricante.

  • Consultar con un médico antes de consumir o aplicar productos de caléndula durante el embarazo y la lactancia.
  • Evitar el uso de productos de caléndula en caso de alergia previa a otros miembros de la familia de las margaritas o problemas digestivos.
  • Informarse sobre posibles interacciones con otros medicamentos y tratamientos antes de consumir productos de caléndula.
  • Comprar productos de caléndula de marcas y fabricantes reconocidos y verificar que contengan una cantidad significativa de caléndula en su formulación.
  • Realizar una prueba de alergia antes de usar cualquier producto de caléndula y seguir las instrucciones de uso proporcionadas por el fabricante.

Aprende más sobre las plantas medicinales