Saltar al contenido

Ajenjo (Artemisia absinthium) Propiedades y Cultivo

propiedades de la Artemisia absinthium

Artemisia absinthium, conocida comúnmente como ajenjo, ajenjo común o hierba maestra, es una planta perenne herbácea perteneciente a la familia Asteraceae. Esta planta es nativa de regiones templadas de Eurasia y África del Norte, pero se ha naturalizado en otras partes del mundo, incluyendo América del Norte y América del Sur.

El ajenjo presenta un tallo erecto y ramificado que puede alcanzar una altura de 60 a 120 cm. Sus hojas son de color verde grisáceo, finamente divididas y cubiertas de un vello suave que les da una textura aterciopelada. Las flores son pequeñas, de color amarillo pálido, y se agrupan en racimos en la parte superior de los tallos.

El ajenjo es conocido por ser uno de los ingredientes principales del licor absenta, una bebida alcohólica de alta graduación que fue popular en Europa en el siglo XIX y principios del siglo XX, y que se asoció a la bohemia y a varios artistas e intelectuales de la época. La absenta fue prohibida en varios países debido a preocupaciones sobre sus posibles efectos tóxicos y alucinógenos, pero desde entonces se ha vuelto a permitir en muchos lugares, aunque con restricciones en cuanto a su contenido de tuyona.

aceite esencial de ajenjo

Propiedades medicinales del Ajenjo

Artemisia absinthium, conocida como ajenjo, ha sido utilizada desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. A continuación, se enumeran algunas de las propiedades medicinales atribuidas a esta planta:

  • Propiedades digestivas: El ajenjo ha sido utilizado tradicionalmente como un digestivo y para aliviar problemas estomacales como indigestión, flatulencia y cólicos. Estimula la producción de jugos gástricos y biliares, lo que facilita la digestión y alivia la sensación de pesadez después de comer.
  • Efecto vermífugo: La planta ha sido empleada para el tratamiento de parásitos intestinales, como lombrices y oxiuros, debido a sus propiedades antihelmínticas y vermífugas.
  • Propiedades antisépticas y antiinflamatorias: El ajenjo ha sido utilizado como un antiséptico y un antiinflamatorio en la medicina popular. Puede aplicarse externamente para tratar heridas, llagas e infecciones de la piel, así como para aliviar la inflamación y el dolor en casos de artritis y reumatismo.
  • Efecto tónico y estimulante: Se le atribuyen propiedades tónicas y estimulantes, lo que significa que puede mejorar la energía y vitalidad en momentos de debilidad o fatiga. También se ha utilizado para estimular la menstruación y aliviar los síntomas del síndrome premenstrual.
  • Efecto hepatoprotector: Algunos estudios sugieren que el ajenjo podría tener propiedades hepatoprotectoras, es decir, que puede ayudar a proteger y regenerar el hígado.

Contraindicaciones del ajenjo

Es importante mencionar que el ajenjo contiene sustancias como la tuyona, que puede ser tóxica y neurotóxica en grandes cantidades. Por lo tanto, su consumo debe ser moderado y controlado, y no se recomienda su uso durante el embarazo o la lactancia, ni en niños. Además, su consumo prolongado o en dosis altas puede causar efectos adversos como náuseas, vómitos, mareos, convulsiones e incluso daño hepático y renal.

Si estás considerando utilizar el ajenjo como remedio natural, es aconsejable consultar con un médico o un profesional de la salud calificado antes de comenzar cualquier tratamiento, ya que algunas personas pueden experimentar alergias o interacciones con otros medicamentos.

Cómo cultivar Ajenjo (Artemisia absinthium)

como cultivar ajenjo

Cultivar ajenjo (Artemisia absinthium) puede ser una tarea sencilla si se siguen las condiciones y cuidados adecuados. A continuación, se detallan los pasos para cultivar esta planta:

  1. Elección del sitio: El ajenjo crece mejor en lugares con exposición al sol pleno o parcial. Prefiere un suelo bien drenado y puede adaptarse a diferentes tipos de suelos, incluso a aquellos pobres o rocosos. La planta es resistente a la sequía, por lo que es adecuada para regiones con climas secos o con restricciones de agua.
  2. Siembra de semillas: Puedes comenzar a cultivar ajenjo a partir de semillas. Las semillas se pueden sembrar directamente en el suelo o en macetas en primavera o en otoño. Cubre las semillas ligeramente con tierra, ya que necesitan luz para germinar. La germinación puede tardar entre dos y cuatro semanas. También puedes cultivar ajenjo a partir de esquejes o división de plantas ya establecidas.
  3. Espaciado: Al trasplantar las plántulas al jardín, déjalas a una distancia de unos 60 a 90 cm entre ellas, ya que el ajenjo puede crecer bastante y necesita espacio para desarrollarse adecuadamente.
  4. Riego: El ajenjo es resistente a la sequía y no necesita mucha agua una vez establecido. Riega la planta con regularidad durante las primeras semanas después de la siembra, pero luego disminuye la frecuencia de riego. Asegúrate de no regar en exceso, ya que el ajenjo no tolera el encharcamiento.
  5. Fertilización: El ajenjo no necesita mucha fertilización. Puedes agregar un poco de abono orgánico al suelo al plantar, pero en general, la planta se adapta bien a suelos pobres y no requiere fertilizantes adicionales.
  6. Poda: Para mantener la forma y el tamaño del ajenjo, puedes podar la planta después de la floración. La poda también estimulará un nuevo crecimiento y mantendrá la planta saludable y vigorosa.
  7. Control de plagas y enfermedades: El ajenjo es bastante resistente a las plagas y enfermedades. Sin embargo, vigila posibles signos de mildiú polvoriento o pudrición de la raíz, especialmente si la planta está en un suelo mal drenado. También puede repeler naturalmente algunas plagas como pulgones y ácaros.

Recuerda que el ajenjo contiene sustancias tóxicas como la tuyona, por lo que es importante mantenerlo fuera del alcance de niños y mascotas. Además, su consumo debe ser moderado y controlado debido a sus posibles efectos adversos en la salud.

 

Preguntas frecuentes sobre el ajenjo

  • ¿Es el ajenjo tóxico?

Sí, el ajenjo contiene sustancias como la tuyona, que puede ser tóxica y neurotóxica en grandes cantidades. Su consumo debe ser moderado y controlado para evitar efectos adversos en la salud.

  • ¿Para qué se utiliza el ajenjo?

El ajenjo se ha utilizado tradicionalmente por sus propiedades medicinales, como digestivo, antihelmíntico, antiséptico y antiinflamatorio. También es uno de los ingredientes principales del licor absenta.

  • ¿Cómo se consume el ajenjo?

El ajenjo se puede consumir en forma de infusiones, tinturas, aceites esenciales o como componente de licores como la absenta. Sin embargo, es importante recordar que su consumo debe ser moderado y controlado debido a sus posibles efectos tóxicos.

  • ¿Puedo cultivar ajenjo en mi jardín?

Sí, puedes cultivar ajenjo en tu jardín. Es una planta que se adapta bien a diferentes tipos de suelos y condiciones climáticas. Asegúrate de proporcionarle un lugar con buena exposición al sol y un suelo bien drenado.

  • ¿El ajenjo repele insectos y plagas?

Sí, el ajenjo tiene propiedades insecticidas y puede utilizarse como repelente natural contra insectos y plagas en el jardín. Sin embargo, su eficacia puede variar según el tipo de plaga y las condiciones ambientales.

  • ¿Es seguro consumir ajenjo durante el embarazo o la lactancia?

No se recomienda el consumo de ajenjo durante el embarazo o la lactancia debido a sus posibles efectos tóxicos y a la presencia de sustancias como la tuyona.