Saltar al contenido

Cómo sembrar y cultivar lavanda (Lavandula angustifolia)

sembrar lavanda

¿Sabías que cultivar lavanda en casa es más fácil de lo que piensas? En este artículo, te enseñaremos todo lo que necesitas saber para empezar a cultivar lavanda en maceta como en el campo. Pero antes de comenzar, te dejamos con una pregunta: ¿Cuál es el secreto para tener una planta de lavanda sana y vigorosa? Sigue leyendo para descubrirlo.

Requisitos para el cultivo de lavanda

  1. La mejor época para plantar lavanda: La mejor época para sembrar lavanda es a principios de la primavera, cuando las temperaturas son suaves y las horas de luz aumentan. Sin embargo, si vives en un clima cálido, también puedes plantarla en otoño.
  2. Tipo de tierra : La lavanda prefiere un suelo bien drenado, con una mezcla de tierra y arena. El pH ideal es ligeramente alcalino, entre 6.5 y 7.5.
  3. Sol: Las plantas de lavanda necesitan al menos 6 horas de sol directo al día para crecer adecuadamente. Asegúrate de colocar la maceta en una zona soleada.
  4. Riegos : La lavanda es una planta que resiste bien la sequía, pero necesita un riego regular durante su fase de crecimiento. Asegúrate de no encharcar la tierra y deja que se seque entre riegos.
  5. Tipos de cultivo: Puedes cultivar lavanda a partir de semillas o esquejes. Sembrar lavanda en maceta es sencillo si sigues las instrucciones del paquete de semillas. Los esquejes, por otro lado, son trozos de tallo de una planta madre que se enraízan y crecen como plantas independientes. Es una forma rápida y eficiente de obtener nuevas plantas de lavanda.

cultivo de lavanda en maceta

Sembrar lavanda en maceta

  1. Elige la maceta adecuada: Como mencionamos anteriormente, la lavanda necesita espacio para expandir sus raíces. Selecciona una maceta de al menos 30 cm de diámetro y con buen drenaje para evitar encharcamientos.
  2. Prepara el sustrato: La lavanda prefiere un suelo bien drenado y ligeramente alcalino. Puedes mezclar tierra de jardín con arena o perlita para mejorar el drenaje y añadir un poco de cal para aumentar el pH si es necesario.
  3. Siembra las semillas: Si decides sembrar lavanda en maceta a partir de semillas, coloca 2 o 3 semillas por maceta a una profundidad de 0,5 cm. Cubre las semillas con una fina capa de tierra y riega con cuidado para no desplazarlas. Mantén la tierra húmeda pero no encharcada y coloca la maceta en un lugar cálido y luminoso.
  4. Germinación: La germinación puede tardar entre 2 y 4 semanas. Para acelerar este proceso, puedes estratificar las semillas antes de sembrarlas, colocándolas en un papel húmedo dentro de una bolsa de plástico y guardándolas en el refrigerador por unas 3 semanas.
  5. Trasplante: Debes considerar hacerlo cuando observes que las raíces comienzan a asomarse por los agujeros de drenaje de la maceta actual.

cuidados lavanda

Precauciones para mantener tu lavanda sana

  • Evita el exceso de humedad: El riego excesivo puede provocar pudrición de las raíces y enfermedades. Asegúrate de que la maceta tenga agujeros de drenaje y no dejes agua estancada en el platillo.
  • Elige una maceta adecuada: La lavanda necesita espacio para expandir sus raíces. Elige una maceta de al menos 30 cm de diámetro y con buen drenaje.
  • Cuidado con las plagas: La lavanda es resistente a muchas plagas, pero puede ser atacada por pulgones, cochinillas y ácaros. Revisa periódicamente las hojas y tallos, y aplica un tratamiento ecológico si es necesario.
  • Poda la planta: La poda regular de la lavanda estimula el crecimiento de nuevos tallos y mejora la producción de flores. Poda la planta después de la floración, eliminando alrededor de un tercio de su altura.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *