Saltar al contenido

Familia Araceae

familia Araceae

La familia Araceae es una de las más numerosas y diversas del reino de las plantas. Con más de 3000 especies, la familia incluye plantas terrestres y acuáticas con hojas simples o lobuladas y flores pequeñas en inflorescencias conocidas como espádices, rodeados por una espata. Los frutos de las Araceae se dispersan a través de aves y mamíferos. Las especies más conocidas son Anthurium, Philodendron, Arisaema, Homalomena y Amorphophallus. Algunas especies son endémicas de las Islas Baleares, Cerdeña y Córcega, y tienen usos medicinales. Las Araceae también son populares como plantas de interior debido a su exótico follaje y curiosas inflorescencias. En la cocina, algunas especies son comestibles, como las especies cultivadas de malanga Colocasia y Xanthosoma.

Características de la familia Araceae

Descripción general de las Araceae

La familia Araceae es un grupo diverso de plantas herbáceas, con más de 3000 especies en todo el mundo. Las Araceae se caracterizan por tener una inflorescencia en forma de espiga, llamada espádice, que está rodeada por una envoltura llamada espata. Las flores de las Araceae están agrupadas en una sección central, que contiene muchas flores pequeñas no vistosas. Las inflorescencias pueden variar en tamaño, desde algunos centímetros hasta más de un metro de longitud. Las hojas de las Araceae también son muy diversas. Pueden ser grandes y lobuladas, como en el género Colocasia, o pequeñas y simples, como en el género Philodendron. Las hojas pueden crecer a nivel del suelo o sobre un tallo, dependiendo de la especie.

Características de las hojas y raíces

Las hojas de las Araceae pueden ser muy decorativas, con diferentes formas, texturas y colores que las hacen populares como plantas de interior. La forma más conocida de las hojas de Araceae es la forma de corazón, con un borde lobulado. Algunas especies tienen hojas grandes que pueden llegar a medir más de un metro de longitud. Otras especies tienen hojas más pequeñas y simples, que pueden crecer en tallos. Las raíces de las Araceae pueden ser tuberosas o rizomatosas. Las especies con raíces tuberosas tienen una raíz central grande y bulbosa que almacena nutrientes. Las especies con raíces rizomatosas crecen horizontalmente y se extienden bajo la superficie del suelo.

Inflorescencia y frutos de las Araceae

Como se mencionó anteriormente, las inflorescencias de las Araceae son muy distintivas. Todas las especies tienen una sección central llamada espádice que contiene flores pequeñas y no vistosas. El espádice está rodeado por una envoltura llamada espata, que puede tener diferentes colores y texturas. La función de la espata es proteger el espádice y atraer a los polinizadores. Después de la polinización, el espádice se desarrolla en un conjunto de frutas pequeñas y carnosas que contienen una o dos semillas. La dispersión de las semillas se presume que es a través de aves y mamíferos.

Distribución y hábitat de las Araceae

Las Araceae se encuentran en todos los continentes, excepto en la Antártida. Son comunes en las regiones tropicales y subtropicales, aunque también hay especies que crecen en regiones templadas. Las especies de Araceae pueden ser terrestres o acuáticas, dependiendo de la especie. Las Araceae se encuentran comúnmente en bosques húmedos, pantanos, marismas y riberas de ríos. Algunas especies crecen en ambientes áridos y rocosos. Debido a su amplia distribución geográfica, las Araceae se adaptan a diferentes tipos de suelos y climas.

Especies y géneros de las Araceae

La familia Araceae es una de las más diversas en cuanto a géneros y especies, con más de 3000 especies distintas. Los géneros más representativos de esta familia son Anthurium, Philodendron, Arisaema, Homalomena y Amorphophallus.

Anthurium

El género Anthurium es uno de los más populares y conocidos dentro de la familia Araceae. Sus flores son muy llamativas y tienen una amplia gama de colores, desde el rosa hasta el blanco, pasando por el rojo y el amarillo. Además, su follaje puede ser muy variado, con hojas grandes, brillantes y en forma de corazón. Dentro de la familia Araceae, Anthurium es el género más representativo de la flora de Colombia.

Philodendron

El género Philodendron es otro de los más conocidos de la familia Araceae. Sus hojas son grandes y en forma de corazón y pueden presentar una gran cantidad de colores y texturas. Algunos de ellos pueden ser trepadores, mientras que otros son plantas de suelo. Son ecuatoriales y perennes, familiares de las plantas de jardín de hojas verdes.

Arisaema

El género Arisaema, también conocido como cobra lily, está compuesto por plantas herbáceas con hojas abiertas y flores en forma de copa envueltas por una bráctea enrollada. Muchas de las especies de este género se encuentran en Asia, en particular en la zona de los Himalayas.

Especies endémicas y sus usos medicinales

Además de los géneros anteriormente mencionados, en la familia Araceae también existen muchas especies endémicas, que solo se encuentran en regiones muy concretas de algunas zonas geográficas. Algunas de estas especies tienen usos medicinales muy interesantes.

Las lentejas de agua

El género Lemnoideae, también conocido como lentejas de agua, es una subfamilia dentro de la familia Araceae. Estas plantas acuáticas flotantes son muy pequeñas y se desplazan con facilidad, ya que no tienen raíces. Algunas especies de este género son utilizadas en la medicina tradicional para tratar problemas de visión, hipertensión y enfermedades hepáticas.

Caladium bicolor

El Caladium bicolor es una planta herbácea originaria de América del Sur. Es conocida por sus hojas en forma de corazón, que pueden ser de diferentes colores y presentar tonalidades variadas. Esta planta se utiliza en la medicina tradicional para tratar dolores de cabeza, dolores musculares y heridas de la piel.

Otras especies destacadas de la familia Araceae

Además de los géneros más representativos y las especies endémicas, en la familia Araceae también existen muchas otras especies destacadas por sus características y uso.

Monsteras

Las monsteras, género Monstera, son plantas trepadoras de hojas grandes y perforadas. Son muy populares como plantas de interior debido a su aspecto exótico y fácil cuidado. Además, algunas especies de este género son utilizadas en la medicina tradicional para tratar problemas respiratorios.

Xanthosoma

El género Xanthosoma está compuesto por plantas de hojas grandes y comestibles. Es originario de América del Sur y Central, y algunas de sus especies son muy utilizadas en la gastronomía de la región, en particular las hojas de la especie Xanthosoma saggitifolium, que se utilizan para envolver algunos platos típicos.

Spathiphyllum

El género Spathiphyllum, también conocido como lirio de la paz, es un género de plantas herbáceas con hojas grandes y flores blancas. Son populares como plantas de interior y algunas especies de este género se utilizan en la medicina tradicional para tratar problemas de la piel y problemas respiratorios.

Cultivo y utilización de las Araceae

Las Araceas como plantas de interior

Las Araceae, gracias a su exótico follaje y a sus curiosas inflorescencias, son muy populares en el mundo de la decoración y pueden ser utilizadas como plantas de interior. Las especies más comunes para este uso son los géneros Anthurium y Philodendron, que ofrecen una gran variedad de formas y colores en sus hojas. Además, estas plantas son relativamente fáciles de cuidar, ya que no necesitan mucha luz directa y prefieren ambientes húmedos. Se recomienda regarlas frecuentemente y pulverizarles agua para mantener su follaje brillante y saludable.

Plantas comestibles de la familia Araceae

Algunas especies de la familia Araceae son utilizadas en la alimentación. Los géneros más conocidos para este uso son Colocasia y Xanthosoma, que producen las llamadas malangas o taros. Estas raíces se utilizan como ingrediente principal en platos típicos de países como Cuba, Puerto Rico y República Dominicana. Además, existen otras especies de Araceae que son utilizadas en la alimentación por diferentes culturas de todo el mundo. Por ejemplo, la especie Amorphophallus konjac se utiliza en la cocina asiática para elaborar harina y gelatinas, mientras que la especie Remusatia vivipara se utiliza en la cocina india.

Otras aplicaciones de las Araceae

Las Araceae también tienen otras aplicaciones. Por ejemplo, algunas especies, como la Dracontium loretense, se utilizan en la medicina tradicional de Perú y Colombia para tratar problemas de salud como la diarrea y la bronquitis. Por otro lado, hay especies de Araceae que son consideradas plantas invasoras en algunos lugares del mundo debido a su rápido crecimiento y capacidad para propagarse. Un ejemplo de esto es la especie Pistia stratiotes, conocida como lechuga de agua, que puede llegar a convertirse en una plaga en lagos y ríos.

Relaciones evolutivas de las Araceae

Clasificación taxonómica de las Araceae

Las Araceae pertenecen al orden Alismatales, el cual agrupa distintas familias con características similares. Dentro de este orden, las Araceas se ubican en una posición filogenética cercana a las familias Podostemaceae y Aponogetonaceae. Los especialistas han debatido acerca de la división de la familia Araceae en distintas subfamilias, actualmente se reconocen ocho subfamilias, que se distribuyen en dos grupos divergentes: Monsteroideae y Aroideae. Además, algunas especies se han descrito como géneros independientes y otras, como subgéneros o secciones.

Filogenia y relaciones con otras familias de plantas

Los estudios moleculares han permitido conocer la historia evolutiva de las Araceas y su relación con otras familias de plantas. Por ejemplo, se ha demostrado que las Araceas están más cercanamente emparentadas con la familia de las Piperales que con las Alismatales. Dentro de las Araceas, es claro que ciertos géneros están cercanamente relacionados, incluso en algunos casos se ha propuesto la creación de nuevas subfamilias para reordenar la clasificación.

Breve historia evolutiva de las Araceae

Los fósiles de Araceas más antiguos se han encontrado en rocas sedimentarias que datan del Cretácico inferior, hace unos 140 millones de años. Aunque las Araceas actuales no parecen tener parientes cercanos entre los fósiles del Cretácico, los primeros registros de la familia son bastante uniformes en su morfología. Desde entonces, las Araceas se diversificaron y se adaptaron a ambientes terrestres y acuáticos, hasta conformar las más de 3000 especies que se conocen actualmente.